Reflexiones (Oasis espiritual)

Cinco consejos para ORAR acompañado de Música

Hay algo primero que nada necesitamos tener en cuenta: —-percibir a la oración como un encuentro personal con Dios y ante todo con uno mismo—-.

Dios a los humanos ha regalado el don de la comunicación con todo lo que nos rodea, permitiendo entender, percibir y disfrutar el mundo en el que vivimos. Sabemos que la oración es un momento de comunicación con el Creador y su esencia en todo lo que existe. Por eso te damos estos 5 consejos para Orar acompañado de Música :

Consejo 1

La oración implica la necesidad de INSPIRACIÓN para conectar tu sentir del momento con la presencia divina. — Localiza un canto que te haga entrar en sintonía con las emociones que están presentes en tu momento del día, y te lleven a ese estado para realizar un encuentro que se disfrute. Nosotros te podemos recomendar la siguiente melodía:

Consejo 2

Recuerda que Dios te escucha y conoce cada parte de lo que eres. EXPRÉSALE cada palabra como si hablaras contigo mismo, sin pensamientos de inseguridad de decir algo que le desagradara. Para ello necesitas tener un canto que rompa con las ideas en donde nos vemos separados de Dios. Él nos valora tal y como somos. Un canto que nosotros te recomendamos para este consejo:

Consejo 3

ENTRÉGALE cada una de tus necesidades y peticiones presentes y CONFÍA en que todo pasa desde la voluntad de Dios. Recuerda que el poder y la acción de Dios reside en el AMOR. Deja de esperar, buscar explicaciones y respuestas inmediatas. Entrégate y vive confiado en que todo se acomoda para el bien de nosotros. Te recomendamos este bello canto:

Consejo 4

ALÁBALO y dale GLORIA al que todo lo hace y lo puede. Bendice la maravilla de poder sentir su esencia de amor. Siempre ten en cuenta que nuestra condición humana desde nuestro pensamiento se separa de lo que nos da tranquilidad que es el amor. Es el momento de reconocerlo como fuente de vida. Un canto para alabarlo:

Consejo 5

AGRADECE con profunda entrega el momento de la oración, y de lo que recibes desde los pequeños detalles, hasta los significados más grandes que mueven lo que haces y eres. Ten presente que el agradecimiento es un don que debes cultivar para disfrutar cada parte de ti y de donde te encuentras.

AMÉN