Artículos

De repente todo cambia

Me preocupa que constantemente por todos los medios posibles se nos incita, anima e invita de manera insistente a ser exitosos. Me imagino que muchos al leer esto se estarán preguntando: Y, ¿qué tiene eso de malo? A primera vista, nada. El tema es que se nos presenta el éxito o las oportunidades como algo que sucede de la noche a la mañana, por arte de magia, y que cualquiera puede lograr con solo aplicar los “5 pasos del éxito”.

Mientras muchos te animan a ser exitoso, yo prefiero prepararte para el proceso de Dios, el cual está lleno de hornos (Dn 3:21), terremotos (Hechos 16;26) ballenas (Jonás 2:17), gigantes (Num 13:28) y fosa de leones (Daniel 6:16) entre otras cosas. Y no es que no quiera el éxito para ti, pero si somos sinceros, experimentamos el fracaso, el rechazo y los contratiempos mas a menudo que el triunfo. ¿No te parece entonces que seria beneficioso entender lo que Dios está logrando en y a través de nosotros en esos momentos cuando parece que todo se derrumba y que tus esfuerzos no han valido de nada?

Aunque sería imposible resumirlo en esta columna, quiero darte esperanzas y ánimo a ti que te encuentras atravesando una temporada de tormenta, dolor y confusión.

Nos dice la palabra de Dios que “de repente se produjo un terremoto tan fuerte que la cárcel se estremeció hasta sus cimientos” (Hechos 16:26a). Pablo y Silas están presos en el lugar más profundo de la cárcel (vs24). Antes de ser echados ahí fueron desnudados y golpeados (vs22-23) ¿Qué hicieron Pablo y Silas para merecer tal castigo? Veamos que nos dice la palabra de Dios:

Sucedió una vez, cuando íbamos al lugar de oración, que encontramos a una muchacha poseída por un espíritu de adivinación. Era una esclava que, adivinando, daba a ganar mucho dinero a sus amos. 17 Esta muchacha comenzó a seguirnos a Pablo y a nosotros, gritando ¡Estos hombres son servidores del Dios altísimo, y les anuncian a ustedes el camino de salvación! Esto hizo durante muchos días, hasta que Pablo, ya molesto, terminó por volverse y decirle al espíritu que la poseía: En el nombre de Jesucristo, te ordeno que salgas de ella. En aquel mismo momento el espíritu la dejó. (Hechos 16:16-18)

¿Te ha sucedido lo mismo? O sea, ¿estás hacienda la voluntad de Dios, estás siendo luz en la oscuridad, sal de la tierra, dando a conocer lo que Dios te ha revelado y encomendado y de repente te encuentras en tremendo lio? Tengo mucho más que decir sobre este texto, pero será en otra columna. Por el momento quiero enfocarme en la actitud de Pablo y Silas. Déjame empezar diciendo que aunque estés procurando hacer todo de una manera honesta e integra… ¡Todos no estarán de acuerdo contigo! No todo el que te aplauda o anime esta de tu parte o lo hace guiado por un espíritu de verdad. ¡Es muy importante que lo tengas claro! Este consejo te ayudará bastante, ya lo verás.

Volvamos a la cárcel de Pablo y Silas, veamos qué Dios hace y cómo se manifiesta. Mientras estaban encarcelados, desnudos y llenos de golpes, empiezan un concierto carismático en la cárcel. No hicieron volantes o promociones en FB, sencillamente se pusieron a cantar y todos en la cárcel disfrutaban el concierto. ¿Qué? ¿A cantar? Pero, ¿cómo es posible cantar después de ser casi mutilado? Esa es la actitud que debemos tomar. No pasó igual con los tres jóvenes que tuvieron una fiesta en el horno (esta anécdota la dejo para la columna del mes siguiente, que no te la puedes perder). Mientras Pablo y Silas elevaban sus cánticos de adoración a Dios (Hechos 16:25) hubo de repente un temblor de tierra (vs26). Para los demás fue solo eso, pero para Pablo y Silas fue el recurso de Dios para romper las cadenas de todos los presos (vs26b) y abrir las primeras puertas (vs26). Muchas veces no reconocemos las acciones de Dios o las respuestas a nuestras oraciones porque Dios contesta de maneras inesperadas y sorprendentes.

¿Qué está usando Dios en estos momentos en tu vida que no es lo que esperabas? Dios interrumpió los cánticos de Pablo y Silas con un terremoto. Quizás tu también estás experimentado interrupciones en tus planes, proyectos y sueños. Quiero decirte que estas interrupciones son invitaciones que Dios nos hace para romper las cadena que te tienen atado y esclavo. Es lo que Dios esta usando para abrir puertas en tu vida que con tus propias fuerzas jamás podrás abrir. Es lo que Dios esta usando para darte acceso a personas que de otra manera serían inaccesibles para ti. ¡Todo sucedió de repente! Pablo y Silas no estaban quejándose por ser maltratados, al contrario, prefirieron mantener sus ojos fijamente puestos en aquel que nunca les falla.

No sé dónde te encuentras en estos momentos, pero sé que todo puede cambiar de repente. Dios usara tus contratiempos y fracasos para llevarte a lugares que nunca imaginaste. Procura cantar, adorar y mantener tus pensamientos perseverando en Dios. No sé cuándo o en qué momento, pero sí sé que será cuando menos lo esperas y más lo necesitas. Créelo.

—————

Puedes seguir a David Bisono en sus redes sociales, en TwitterInstagram y en su web Café con Cristo